Covenant with Noah (Genesis 8:20-9:17)

Stephen Walton, Sunday, October 23, 2016
Part of the Genesis series, preached at a Sunday Morning service

Tags:

Audio clip: Adobe Flash Player (version 9 or above) is required to play this audio clip. Download the latest version here. You also need to have JavaScript enabled in your browser.

Download
Earlier: Same day: Later:
« Genesis 9 None The Three Gifts of the Gospel »
NTV API

Génesis 8:20-9:17, NTV

20Luego Noé construyó un altar al Señor y allí sacrificó como ofrendas quemadas los animales y las aves que habían sido aprobados para ese propósito.*8:20 En hebreo todo animal limpio y toda ave limpia. 21Al Señor le agradó el aroma del sacrificio y se dijo a sí mismo: «Nunca más volveré a maldecir la tierra por causa de los seres humanos, aun cuando todo lo que ellos piensen o imaginen se incline al mal desde su niñez. Nunca más volveré a destruir a todos los seres vivos. 22Mientras la tierra permanezca, habrá cultivos y cosechas, frío y calor, verano e invierno, día y noche».

Génesis 9

Dios confirma su pacto

1Después Dios bendijo a Noé y a sus hijos, y les dijo: «Sean fructíferos y multiplíquense; llenen la tierra. 2Todos los animales de la tierra, todas las aves del cielo, todos los animales pequeños que corren por el suelo y todos los peces del mar tendrán temor y terror de ustedes. Yo los he puesto bajo su autoridad. 3Se los he dado a ustedes como alimento, como les he dado también los granos y las verduras; 4pero nunca deben comer de ninguna carne con su vida, es decir, que aún tenga sangre.

5»Yo exigiré la sangre de cualquiera que le quite la vida a otra persona. Si un animal salvaje mata a una persona, ese animal debe morir; y cualquiera que asesine a otro ser humano debe morir. 6Si alguien quita una vida humana, la vida de esa persona también será quitada por manos humanas. Pues Dios hizo a los seres humanos*9:6al hombre; en hebreo dice ha-adán. a su propia imagen. 7Ahora sean fructíferos y multiplíquense, y vuelvan a poblar la tierra».

8Entonces Dios les dijo a Noé y a sus hijos: 9«Ahora mismo, yo confirmo mi pacto con ustedes y con sus descendientes, 10y con todos los animales que estuvieron en el barco con ustedes —las aves, los animales domésticos y todos los animales salvajes—, con toda criatura viviente sobre la tierra. 11Sí, yo confirmo mi pacto con ustedes. Nunca más las aguas de un diluvio matarán a todas las criaturas vivientes; nunca más un diluvio destruirá la tierra».

12Entonces Dios dijo: «Les doy una señal de mi pacto con ustedes y con todas las criaturas vivientes, para todas las generaciones futuras. 13He puesto mi arco iris en las nubes. Esa es la señal de mi pacto con ustedes y con toda la tierra. 14Cuando envíe nubes sobre la tierra, el arco iris aparecerá en las nubes 15y yo me acordaré de mi pacto con ustedes y con todas las criaturas vivientes. Nunca más las aguas de un diluvio volverán a destruir a todos los seres vivos. 16Cuando yo vea el arco iris en las nubes, me acordaré del pacto eterno entre Dios y toda criatura viviente sobre la tierra». 17Entonces Dios le dijo a Noé: «Este arco iris es la señal del pacto que yo confirmo con todas las criaturas de la tierra».

Powered by Sermon Browser